NORMATIVA.

En España, la mediación está contemplada en el derecho jurídico. Si bien, en el campo de la mediación familiar, está incluida en las competencias de las diferentes comunidades autonómicas, y por tanto, están  legisladas en las respectivas leyes, la mediación civil y mercantil está regulada por la Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles.

Puede descargar la Ley de aquí.

Esta Ley viene a decirnos que es de aplicación a todos los asuntos civiles y mercantiles, y que quedan excluidos, en todo caso, del ámbito de aplicación de esta Ley:

  1. La mediación penal.
  2. La mediación con las Administraciones públicas.
  3. La mediación laboral.
  4. La mediación en materia de consumo.

Nos describe los principios de neutralidad, confidencialidad e imparcialidad por parte de los mediadores, y de la voluntariedad y libre disposición de las partes.

Así mismo, obliga a que el mediador tenga unos estudios mínimos y específicos para poder desarrollar esta labor.

Se explica todo el procedimiento de la mediación y como se realiza la ejecución de los acuerdos tomados.

Finalmente, también añade que las partes pueden acudir libremente a un mediador designado por ellos mismos para la resolución de un conflicto civil o mercantil, o pueden acudir a una Institución de Mediación, para que ésta designe un mediador. Estas Instituciones deben estar registradas en el Ministerio de Justicia, y los mediadores que lo deseen y cumplan las exigencias de esta Ley, pueden adherirse a cualquiera de estas instituciones.

Posteriormente se ha publicado el Real Decreto 980/2013, de 13 de diciembre, por el que se desarrollan determinados aspectos de la Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles. Puede descargar el Real Decreto aquí.

Esta nueva normativa aporta lo siguiente:

  • La formación del mediador: El mediador deberá contar con formación específica para ejercer la actividad de mediación, que ha de comprender, como mínimo, en relación con el ámbito de especialización en que preste sus servicios, el marco jurídico, los aspectos psicológicos, de ética de la mediación, de procesos y de técnicas de comunicación, negociación y de resolución de conflictos.
    La duración mínima de la formación específica del mediador será de 100 horas de docencia efectiva, debiendo desarrollarse, al menos, un 35% de dicha duración mínima a nivel práctico.
  • La creación del Registro de Mediadores e Instituciones de Mediación, que se estructura en tres secciones: la 1ª para la inscripción de los mediadores; la 2ª para la inscripción de los mediadores concursales; la 3ª para la inscripción de las instituciones de mediación. La inscripción en este registro será voluntaria salvo para los mediadores concursales.
  • El seguro de responsabilidad civil o garantía equivalente: Todo mediador deberá contar con un seguro de responsabilidad civil o garantía equivalente que cubra los riesgos generados en el ejercicio de su función. También las instituciones de mediación habrán de estar aseguradas.
  • Los requisitos para acudir al procedimiento simplificado de mediación por medios electrónicos para la reclamación de cantidades que no superen los 600 euros.

En el plano temporal, está prevista la entrada en vigor de este real decreto a los tres meses de su publicación en el BOE (27 de marzo de 2014).

Respecto del registro, están previstas las siguientes fechas:

  • 1 de marzo de 2014, a partir de la cual los centros de formación podrán enviarle la información sobre sus programas formativos.
  • 1 de abril de 2014, a partir de la cual queda abierto a las solicitudes de inscripción de mediadores, mediadores concursales e instituciones de mediación.
  • 1 de junio de 2014, a partir de la cual se inicia su publicidad
MEDIATING. Mediación civil y mercantil.
C/ La Vid, Edificio El Copo, portal 2, bajo izquierda. Chiclana de la Frontera (Cádiz). Teléfono 956901050 Fax 956901051. Email: info@mediating.es